Chonajos en el tiempo

En los años ochentas el fundador de Chonajos el Sr. Torres llega a la Ciudad de México proveniente del estado de Michoacán trayendo como equipaje únicamente lo que vestía.

Llego a la central de abastos vendiendo desde ropa, hasta limones. Por azares del destino empezó vendiendo una cajita de ajos, a base de trabajo y sacrificio logró convertirse en el mayor importador de ajos de México alrededor de los años noventas. Su éxito fue tanto que cuando llegaba a Argentina, su arribo se anunciaba en los periódicos logrando reunir a los mayores productores de ajos de la zona; con gran poder de negociación y carisma.

Incluso de México le mandaban al subsecretario de economía para respaldar siempre sus operaciones. Llegando a posicionarse en el número uno hablando de ajos.

El éxito los rebaso y las cosas se complicaron a tal grado que la Segunda Generación que opera Chonajos tuvo que partir de 0, lo que en su momento fue un gran tropiezo se convierte en la gran oportunidad para La Familia Torres de encontrar la Fe y la Verdad en Cristo, bajo estos pilares toman las riendas de la Chonajos, tocando puertas ya cerradas y luchando contra malos hábitos, logran sacar adelanta la empresa, dando siempre oportunidad a la comunidad Cristiana y familiares de compartir y formar parte de esta lucha.

Desde entonces con una bandera de justicia, cambió su forma de ver el negocio basándose en el amor hacia las personas, hoy Chonajos busca diversificarse con el objetivo de:

"COMPARTIR lo multiplicado con nuestra gente."